No hay ninguna entrada.
No hay ninguna entrada.

Carta a los reyes

Las cartas a los Reyes Magos son muchas. Millones y millones de cartas dirigidas a sus majestades... Un consejo: prepara muy bien tu carta a los Reyes Magos, ¡te juegas los juguetes!

Consejos para escribir la Carta a los Reyes Magos

1. Pon en tu carta la verdad. Procura decir siempre la verdad. Los "reyes" se enteran de casi todo lo que haces. Es mejor decir abiertamente que no te has portado bien, que lo reconoces, que te propones mejorar...y que vas a hacer un esfuerzo el año que viene. Pero no mientas, los Reyes Magos suelen ser muy comprensivos con los niños que dicen la verdad.

2. Piensa en los demás. No te limites a pedirle a los Reyes juguetes y más juguetes... Pide juguetes para tus hermanos, tus mejores amigos, cosas buenas para tus padres, tu familia, el mundo... Y no dudes en pedirles a los tus amigos y familia que pidan por ti.

3. Piensa los regalos que pidas para ti. Pídele cosas que no te cansen enseguida, cosas que te gusten de verdad. Los mejores regalos y juguetes no siempre son los más caros. Una cosa útil es que le expliques a los Reyes Magos en su carta porqué te gusta cada regalo y que vas a hacer con él.

4. Tu carta a lo Reyes Magos debes escribirla con buena letra. Quizás deban leer muchas cartas y si no escribes bien tu nombre y los regalos, hasta se pueden confundir. Pide a tus padres o hermanos mayores que te ayuden.

5. Escribe tu Carta a los Reyes pronto. No lo dejes para el último día. Cuanto antes escribas tu carta, mucho mejor.

6. Escribe una auténtica Carta. Es muy importante no olvidar tu nombre y la dirección donde vives. Algo así como:

Tu ciudad y la fecha

Queridos Reyes Magos:

Cómo te has portado y lo que quieras para los demás

Lo que quieras escribir a los Reyes Magos para ti

Despedida

Tu nombre y apellidos

La dirección donde vives

Dónde entregar la Carta a los Reyes Magos

1. Puedes dársela a tus padres para que la lleven a correos o a algún sitio donde recojan cartas.

2. Puedes darsela a alguno de los pajes que ayudan a los reyes magos y que están por las calles.

3. En algunas ciudades los niños pueden entregar su carta personalmente a los reyes. Tus padres se enterarán si puedes hacerlo.

¡Muchas suerte y que te traigan todo lo que les pidas!!!

El árbol de Navidad

¿En qué casa no hay hoy un árbol de Navidad? El árbol de Navidad ha llegado a superar al Belén como elemento de identificación de la Navidad.

Orígenes de la tradición del Árbol de Navidad

La tradición del árbol de Navidad tiene unos origenes muy confusos. Desde la antigua creencia germana de que un árbol gigantesco sostenía el mundo y que en sus ramas estaban sostenidas las estrellas... Los primeros cristianos que llegaron a Europa, al descubrir que los bárbaros celebraban el cumpleaños de uno de sus dioses, adornando un árbol perenne, en la fecha próxima a la Navidad, tomaron progresivamente la idea del árbol cambiándole totalmente el significado.

San Bonifacio fue, también en Alemania, el primero en plantar un pino como símbolo del amor perenne de Dios. Según cuenta la tradición, lo adornó con manzanas para simbolizar el pecado original y con velas para representar luz del mundo.

Pero lo cierto que es que los orígenes e historia del arbol de navidad está llena de otras leyendas e historias muy diversas:

Una de estas historias habla de un generoso sacerdote que vivió hace 400 años en Alsalcia y cada noche de Navidad, repartía entre los habitantes menos favorecidos de su pueblo alimentos, ropa y dinero que recolectaba durante el año.

Un día, mientras preparaba los paquetes para sus fieles más pobres, el sacerdote admiró la hermosa noche y se le ocurrió colgar los regalos en las ramas de un abeto próximo a la iglesia. Los pobres podrían así disfrutar además del cielo estrellado de aquella noche clara mientras se cantaban bajo el árbol cánticos sagrados. Tan agradable resultó la reunión que desde entonces el árbol fue el centro de la fiesta navideña.

Otro leyenda lleva la tradición a Inglaterra y la sitúa en el siglo XVIII bajo el reinado de Jorge III. La esposa del rey, la reina Carlota, se caracterizaba por su bondad con los súbditos y en el año 1765 decidió instalar en uno de los salones más grandes de palacio, un árbol de Pascua adornado con guirnaldas, luces, juguetes y toda clase de regalos.

Hasta la leyenda del niño:

Cuenta esta leyenda que durante una muy fría noche de invierno, un niño buscó refugio en la casa de un leñador y su esposa. El matrimonio ya anciano, lo recibió y le dio de comer. Durante la noche el niño se convirtió en un ángel vestido de oro: era el niño Dios.Para recompensar la generosidad de los ancianos, el niño tomó una rama de un pino y les indicó que la plantaran, indicándoles que cada año daría frutos. Y así fue: el árbol dio cada año por navidad manzanas de oro y nueces de plata.

El Árbol de Navidad hoy

Esta tradición del árbol navideño se desarrolla ya ampliamente en el siglo XIX, especialmente en Europa, aunque pronto se extendió a América y finalmente a otros continentes.

Sea un árbol artificial (los hay realmente buenos) o natural, lo cierto es que uno de los ritos insustituibles de hoy en España es montar el árbol con un serie de componentes:

  • luces
  • bolas
  • piñas
  • adornos varios

Los que reciben regalos de Papa Noel ponen la bota, calcetín o saquito colgado de árbol y en su entorno se suelen dejar los regalos de Papa Noel.

Los abetos como árbol de navidad

Los alumnos de último curso de la escuela de ingenieros de Montes de la Universidad Politécnica de Madrid proceden a la tradicional venta de abetos de Navidad, tratando de evitar la tala indiscriminada de abetos de las masas naturales de nuestro país a través de la gestión de abetos de origen controlado.

Adornos de Navidad

Adornar una casa en navidad puede ser una de las actividades más entrañables para toda la familia sobre todo si los adornos navideños son caseros.

¿Cómo se hacen adornos de navidad? Con un poco de imaginación, papel, purpurina, fixo y pinturas, se pueden crear ornamentos de navidad muy originales (y mucho más baratos).

La actividad de hacer los adornos puede formar uno de los festejos navideños de una familia, junto con adornar el arbol de navidad y montar el belén. Abajo damos algunas ideas sobre cómo hacer adornos de Navidad muy sencillos:

  • Adornos para el árbol de navidad
  • Adornos navideños para la casa
  • Adornos de navidad para el exterior
Campanitas plateadas: Se corta las copitas de una caja de huevos. Se envuelve cada copita en papel albal. Se cose un hilo en la base de la copita con la ayuda de una aguja para colgar la copita boca abajo para que parezca una campanita.

Estrellas brillantes: Se dibuja y se corta una estrella de cartón. Puede ser una estrella grande para colocar arriba de todo, o varias pequeñas para decorar el resto del árbol. Se pinta la estrella amarilla. Una vez seca la pintura, se dibuja otra estrella dentro de esta con cola, luego se esparce purpurina de oro o plata por toda la estrella. Se deja durante unos minutos para que se seque la cola. Luego se agita la estrella para soltar la purpurina que no se ha caída encima de la cola (es aconsejable hacer esto sobre un trozo de papel para poder volver a usar la purpurina en otro adorno). Quedará una bonita estrella de purpurina dentro de la estrella amarilla. Se hace un agujero para poner el hilo para colgarla en el arbol.

Piñas doradas: Ir a una zona de pinos para pasear y recoger unas piñas. Una vez en casa, utiliza un aerosol de pintura de color oro (o plata) y cubrir las piñas con la pintura (es conveniente hacerlo sobre papel de periodico para no manchar). Las piñas se pueden colgar en el arbol o, si son muy grandes, utilizarse para un centro de mesa o un rincón.

Muñecos de nieve: Se requiere cartón blanco, algodón y pinturas. Se recorta unas figuritas de muñecos de nieve, incluyendo el sombrero (es decir, bola grande, bola pequeña y la forma del sombrero todo unido). Se pinta el sombrero negro y se hace un agujero para el hilo. Se cubre el resto del muñeco con cola, y se pega trozitos de algodón por todo. Luego se hace lo mismo en el otro lado, para que tenga algodón y sombrero negro en ambos.

Lazos: Un simple lazo supone un adorno perfecto para el arbol de navidad, sobre todo si es de color rojo, oro o plata. Elija una esquema de colores para su arbol, y de acuerdo con esta, haga bonitos lazos en algunas de las ramas más grandes del árbol.

Adorno para una mesa navideña clásica

Adorno para mesa navideña clásica.



Este adorno es para una mesa navideña clásica.

Su elegancia se deriva de su sencillez y sus colores vivos que alegran cualquier mesa de navidad.

Adornar la mesa de navidad clásica

Mesa navideña clásica con adorno actual


Esta elegante mesa es para una cena navideña formal.

Para los que les gusta darle un toque ilustre y clásico a su mesa navideña.

Aconsejable para cena de adultos.


Adornar la mesa de navidad actual

Mesa navideña actual

Mesa de navidad más actual, con centros mas sencillos, aunque no menos decorativos

Si utilizamos el rojo para la mesa de navidad, difíclmente nos equivocaremos. El bajoplato es transparente para resaltar el rojo.

Para darle un toque de elegancia, hemos elegido velas largas y muy finas. Este tipo de vela se consume rápido, por lo que es conveniente tener guardadas más para ir reemplazando entre plato y plato.

Adornar la mesa de navidad sencilla

Mesa navideña minimalista



Esta propuesta mesa navideña se basa en el buen gusto y la sencillez.

Un centro de mesa precioso por sus rasgos minimalistas, y una mesa sencilla son los rasgos más destacados de esta mesa navideña.


Cómo elegir y cuidar un arbol de navidad.

A pesar de que un árbol artificial resulta la opción más fácil, práctico, barato y ecológico para muchas personas, todavía hay numersosas familias que optan por comprar un arbol verdadero para la Navidad.

Si ese es su caso, aquí damos unos consejos sobre cómo elegir y montar un arbol para que le dure toda la Navidad e incluso que pueda plantar en el jardín cuando se acaben las festividades.

1. Antes de salir a comprar (o cortar) el arbol, es importante elegir el sitio donde vas a colocarlo y medir el espacio, tanto de ancho como de alto. El diámetro de las ramas de la base del árbol no debe superar el ancho máximo de su sitio porque aunque es posible recortar las ramas en la base del arbol, eso puede estropear su simetría. Si quiere replantar su arbol en el jardín o el campo después de Navidad, debe elegir un sitio relativamente fresco, alejado de radiadores, califactores y de la chimenea.
2. Una vez en la tienda o el vivero, levanta el árbol del suelo y déjalo caer otra vez para comprobar que esté fresco. Si está seco y pierde muchas hojas, elige otro. Otra forma de comprobar esto es asiendo una rama con la mano y tirando hacia la punta. No deberían caer hojas al hacerlo. Además las hojas deben estar brillantes, verdes y flexibles.
3. Si el árbol es demasiado alto, puedes pedir que recorten las ramas de la punta y luego guardarlas y utlizarlas para hacer una corona de Navidad para la puerta o un centro de mesa navideña. Conviene cortar también unos 5cm de la base del tronco para abrir los poros.
4. Si el árbol es pequeño puede que te quepa en el interior del coche. Si es muy grande, una forma de transportarlo es envolviéndolo en una tela y atándolo a la baca del coche.
5. Una vez en casa, mete el arbol en una maceta. Para prepara la maceta, pon primero unas piedras en el fondo (para el drenaje) y luego una capa de tierra o abono (en el vivero pueden aconsejar sobre el mejor tipo) Mete el tronco del arbol y añade más tierra hasta que esté lleno. Riega la tierra y coloca la maceta sobre un platillo en el lugar elegido.
6. Recorta las ramas que sean demasiado largas y elige en cuál pondrás la estrella. Guarda las ramas que recortes para decorar el resto de la casa.
7. Ahora está preparado para adornarlo.
8. Es importante regar el arbol y no dejar que la tierra se seque. Si hace calor en el sitio donde esté, una idea es colocar una vez al día unos cubitos de hielo encima de la tierra alrededor del tronco.

Chat de Consejos de navidad